ADICCIÓN A LA COCAÍNA

El consumo de cocaína provoca daños importantes en la persona consumidora.

Cuanto antes se interrumpa el consumo mejor, ya que al tratarse de una enfermedad crónica, cada día que pasa y la persona siga consumiendo, las consecuencias van a ir empeorando, tanto su estado de salud como las relaciones con su familia, amigos, ocio, trabajo…

Síntomas que nos pueden hace sospechar sobre consumo y gravedad de la adicción a la cocaína serían: euforia, omnipotencia, carencia de fatiga, aumento de la temperatura corporal y frecuencia cardiaca, dilatación de la pupilas, irritabilidad, intranquilidad, desconfianza, agresividad, ansiedad, insomnio, mentiras, sangrado nasal, sinusitis, anosmia, perforación tabique nasal, psicosis (alucinaciones, paranoias, delirios…) y un largo etc.

Para dejar el consumo se necesita un tratamiento profesional especializado. Como en cualquier adicción, la primera intervención es la desintoxicación de la sustancia. Éste puede ser ambulatorio u hospitalario, dependiendo de la gravedad de la adicción.

Esta valoración siempre la tienen que realizar un experto en adicciones.

A continuación os doy unos consejos para ayudar a la persona con esta patología:

Contactar con un centro especializado en adicciones.

No desintoxicar en casa, las consecuencias pueden ser muy graves.

Debemos ir concienciándonos que sufrimos una enfermedad, que es crónica y degenerativa.

No culpabilizar ni juzgar. Estamos ante un enfermo que necesita ayuda.

En casa debemos poner límites claros y que vayan encaminados a que la persona solicite ayuda.

No consumir alcohol ni otras drogas, que empeorarían la situación.

No dar dinero. Evitar los chantajes por parte del consumidor.

Si eres una persona con un problema de adicción o tienes un familiar, amigo con este problema, te ofrecemos un equipo especializado para poder realizar un tratamiento personalizado para cada paciente y la familia.

DR. JUAN MANUEL ALONSO RAMIS

MÉDICO EXPERTO EN ADICCIONES