ENTREVISTA CON PABLO TOBAJAS RUBER

“Un tratamiento farmacológico eficaz y seguro para los trastornos de ansiedad requiere la supervisión por un psiquiatra”

Según el Ministerio de Sanidad o de la Organización Mundial de la Salud (OMS), apuntan a una horquilla de entre el 5% y el 10% de la población, con más afectados entre las mujeres. De acuerdo con las últimas encuestas, la ansiedad ya es el problema mental más citado por los españoles. Y en España somos líderes en consumo de ansiolíticos

P.- ¿Qué es la ansiedad exactamente?

R.- La ansiedad es un estado de preocupación y miedo permanente que causa interferencia en el funcionamiento habitual del individuo debido al nerviosismo y la presencia de palpitaciones, sudoración, rubor o sensación de ahogo entre otros síntomas.

P.- ¿Es lo mismo ansiedad y el estrés?

R.- Evidentemente el estrés y la ansiedad suelen estar relacionados y ambos pueden ser adaptativos, aunque existen alguna diferencias. La ansiedad puede aparecer como una reacción de alerta, y puede asociarse con el miedo y la preocupación.

Por ejemplo ante la amenaza ante un animal o la idea anticipatoria de algo malo va a ocurrir. En cambio el estrés es un fenómeno que ocurre porque la persona no posee (o piensa que no posee), las capacidades o el tiempo necesario para afrontar una situación concreta. Es decir es un desajuste entre una demanda especifica y los recursos para afrontar esa demanda.

El estrés suele ceder con la eliminación del estimulo que lo provoca (ejemplo examen, una vez hecho la persona vuelve a la normalidad). Sin embargo en el caso de la ansiedad la persona puede desaparecer el estimulo pero seguir sufriendo con tal solo imaginar el estimulo.

P.- ¿En su opinión Dr. Tobajas, la ansiedad es necesaria o es peligrosa para nuestra salud mental? ¿Qué puede decirnos al respecto?

R.- La ansiedad es un mecanismo adaptativo y normal necesario para superar los retos del día a día. El problema es cuando se convierte en patológica como una interpretación irracional sobre un peligro o una preocupación exagerada; en estos casos la intensidad de la ansiedad no es proporcionada a la situación objetiva.

A menudo nuestros pacientes cuando acuden a Bonaire Salut ya han realizado su particular “vía crucis” por otras disciplinas médicas por haber presentado un episodio de taquicardia o tras un desmayo en la oficina; se les han hecho pruebas cardiológicas o digestivas que son normales y finalmente se les ha derivado al psiquiatra. Otros nos explican como empezaron a correr porque era la única forma en la que controlaban, y algunos otros han leído un libros de auto-ayuda o sobre meditación, etc.

A diferencia del estrés, el cual se asocia a un estimulo presente o inmediato, y la ansiedad puede aparecer una y otra vez. Es el momento de tratarla.

P.- ¿Qué relación tiene la ansiedad con la depresión? ¿Son lo mismo Dr. Tobajas?

R.- En muchas ocasiones estamos hablando de algo similar, dado que el 80% de los casos la depresión cursa con ansiedad, solo 20% sin ansiedad (generalmente cursa con letargia, apatía, desinterés por los auto-cuidados, mas frecuentes en los ancianos).

En cuanto a al sentimiento de culpabilidad a veces los pacientes vienen a la consulta expresando que creen que su problema es mas de ansiedad que de depresión, como si cualquiera pudiera tener derecho a tener un poco de ansiedad y la depresión fuera una cosa de los “débiles”. Muestra de que el tabú y el estigma en la salud mental esta presente.

P.- ¿En ocasiones es prudente medicar a estas personas?

R.- En Bonaire Salut disponemos de un equipo multiprofesional que evalúa los casos que requieren un tratamiento farmacológico y/o un abordaje psicoterapéutico. El tratamiento farmacológico de los trastornos de ansiedad aparentemente es sencillo y con frecuencia tiende a ser banalizado, considerando que con un ansiolítico es suficiente y seguro. Por mi experiencia, nada más alejado de la realidad. Un tratamiento farmacológico eficaz y seguro para los trastornos de ansiedad requiere la supervisión por un psiquiatra. ¡Ojo! porque en España somos líderes en consumo de ansiolíticos: 1 de cada 5 españoles consume ansiolíticos o pastillas para dormir mejor. Y una importante parte de ellos lo hace, además, automedicándose.

P.- ¿Cuáles pueden ser Dr. Tobajas las posibles causas más frecuentes de la ansiedad y la depresión? ¿Cómo influye nuestro estilo de vida sobre el desarrollar ansiedad?

R.- Si la depresión fue el mal del cambio de siglo, la ansiedad se ha convertido en la enfermedad de nuestra era. Fíjese que en Google se busca hasta 10 veces más el término ansiedad que depresión. El resultado de todo esto es que la ansiedad se ha revelado como el mal del siglo XXI.

En mi opinión nuestro estilo de vida es clave. La aceleración, el estrés, la competitividad, las enormes expectativas y la frustración de no alcanzarlas pueden ser causas de ansiedad.

También el hedonismo de una sociedad que sólo aspira a disfrutar.

Una sociedad en la que no aceptamos que haya emociones negativas. Se nos vende en el marketing diario una fantasía de la felicidad, de que en la vida no podemos sufrir diferentes episodios o fases negativas.

Y por supuesto la ansiedad no llega únicamente cuando tratamos de averiguar qué lugar ocupamos en el universo. También aparece cuando perdemos un trabajo, cuando se rompe una relación y nos sentimos aislados aunque no lo estemos, y en ocasiones porque casi sin darnos cuenta, acabamos dejándonos a nosotros mismos en la bandeja de “spam”. Nos relegamos al cajón de asuntos pendientes, a la última página de nuestra agenda.

Y cuando estamos metidos en ese túnel, sin pararnos a observar a los lados o atrás, es cuando irrumpe un día en nuestras vidas la ansiedad. Ese día en el que el cuerpo se tensiona, el pulso se acelera, se contrae el pecho y cuesta respirar.

P.- Por ultimo Dr. Tobajas, ¿podría darnos algunas recetas para prevenir la ansiedad?

R.- Duerme 7 – 8horas. La falta de sueño nos vuelve irritables y malhumorados. El sueño es muy importante en los procesos de aprendizaje y consolidación de memorias, ayuda a la concentración, puede ayudar a reducir síntomas de estrés y depresión.

Realiza ejercicio físico moderado regularmente (unas 3 veces por semana). El ejercicio físico nos ayuda pues promueve la segregación de endorfinas y serotonina relacionadas con la sensación de bienestar.

Organiza el tiempo. Tanto de nuestro descanso como de nuestras actividades, estableciendo horarios, es fundamental para poder descansar, no estar preocupados, no sufrir continuos sobresaltos, olvidos importantes, etc.

No dejes pasar los problemas y afróntalos de una manera más activa tomando decisiones.

Practicar sexo. Ayuda a dormir, reduce la ansiedad, mejora el estrés y la autoestima.

No quejarse mas de 3 veces al día.

Como regla general propongo la REGLA del 8-3-3: 8 horas de sueño, practicar deporte 3 veces a la semana y no más de 3 quejas al día.

Artículo original publicado en el número 33 de la revista Salut i força / Octubre 2019