El consumo de cocaína provoca daños importantes en la persona consumidora. Cuanto antes se interrumpa el consumo mejor, ya que al tratarse de una enfermedad crónica, cada día que pasa y la persona siga consumiendo, las consecuencias van a ir empeorando, tanto su estado de salud como las relaciones con su familia, amigos, ocio, trabajo… Síntomas que nos pueden hace sospechar sobre consumo y gravedad de la adicción a la cocaína serían: euforia, omnipotencia, carencia de fatiga, aumento de la temperatura corporal y frecuencia cardiaca, dilatación de...